5 consejos para mejorar la web de una empresa

El éxito de un negocio depende de cómo lo presentes. Mejora la web de tu empresa con estos consejos y aumenta su potencial.

Las pequeñas empresas deben apostar por una adecuada visibilidad en la web para mantenerse competitivas en un mercado tan amplio como segmentando por públicos.

Existen acciones sencillas que puedes realizar para mejorar la web de tu empresa sin gastar dinero y con conocimientos básicos de desarrollo web. Aprovecha los recursos disponibles que te permitirán construir una web atractiva, fidelizando clientes e inculcando tu marca.

Tamaño XXXL

El oversized está de moda no solo en la vestimenta, sino en ámbitos como la electrónica móvil que nos presenta dispositivos cada vez más grandes. La web no escapa a esta regla, eligiéndose letras enormes e imágenes que abarcan gran parte de la pantalla. Los usuarios leen verticalmente, barriendo títulos e imágenes con los ojos para pulsar únicamente los aparatados de su interés. Por ello, es fundamental que evites explicaciones o párrafos extensos en la home: expláyate en las páginas interiores y mantén un diseño pulcro, grande y minimalista en el inicio. En cuanto a los textos, destácalos con negrita, empela colores, subráyalos y coloca un buscador interno que facilite la navegabilidad.

Bloques

Las webs interminables enredan a los usuarios que abandonan el sitio cuando cada menú posee un submenú que a su vez despliega opciones y en cada una de ellas tienes unas cuantas más. Olvídate de que permanezcan en tu web si deben hacer más de dos o tres scrolls para ver qué ofreces. Sirve todo el contenido sintetizado en la home, dividido en bloques que destaquen imágenes. En lugar de cargar tu web con documentos e información pesada, permite que los usuarios descarguen en PDF normativas, contratos, convocatorias, métodos de pago u otras explicaciones pertinentes sin colmar tu web ni contaminándola con exceso de datos.

Llamadas a la acción

Estrategia infaltable en el marketing digital de webs orientadas a la conversión, ya sea para la compra de un producto o servicio, completar formularios, registrarse, descargar un contenido creado por tu empresa o cualquier otra acción específica que esperes de un usuario. Siempre debes aclarar qué se espera de la persona que visita tu web, señalándolo con verbos como “Compra”, “Descarga”, “Reserva” y enfatizando en la urgencia, a través de “Ahora”, “Ya” o “Pruébalo en 5 días”. Otra estrategia que acompaña las llamadas a la acción, es la vinculación de tu blog empresarial con el sitio, añadiendo íconos visibles que lleven de uno a otro en caso de que tengas ambos.

Plugins

Aunque resulte tentador añadir unos cuantos plugins a tu web para ejecutar distintos archivos y agregar funcionalidades, es contraproducente excederse en la cantidad. Descárgate únicamente los necesarios – recomendados y bien calificados por parte de sus usuarios- porque además de solaparse, muchas veces el desarrollador no las actualiza y quitan velocidad a tu web. También pueden ser incompatibles con otras herramientas que utilices en el futuro, creando vulnerabilidades en tu sitio.

Diseño responsive

Un must que no puedes pasar por alto cualquiera sea el rubro de tu empresa, refiriéndose al diseño que se adapta al dispositivo por el cual se visualiza la web. De hecho, Google penaliza las webs que no cumplen este requisito, bajando su posicionamiento para priorizar la comodidad del usuario. La falta de un diseño web responsive ocasiona además, pérdida de clientes pues la tendencia de navegación es sustituir el ordenador por el móvil.

About Author

Tambien te puede interesar