Cooperativa El Bien Samaritano

En la década de los 60, un grupo de hombres visionarios movidos por anhelos de superación, de solidaridad y de ayuda mutua e inspirada en el personaje bíblico de “El Buen Samaritano”, crean la cooperativa.